Comprar en China, Dropshipping

Dropshipping o Comprar en China y vender a un tercero sin necesidad de almacén es una forma de comercio electrónico que lleva varios años implantada, pero es a día de hoy, como consecuencia del COVID-19 y la crisis que lo compaña, cuando está experimentando un segundo boom. Ahora bien, ¿en qué consiste?

Se trata de un modelo de negocio online, donde los productos que se venden no pasan por la empresa que los vende, se envían directamente desde el fabricante al cliente final y el intermediario, gana un margen de cada venta. De este modo estas empresas que venden sus productos no necesitan tener stock en los almacenes para ofrecer estas mercancías. 

Desde esta perspectiva, todo son ventajas; trabajar desde casa, un modelo de empresa muy económico, beneficios directos y distribuyendo el trabajo tal y como se desee. Además, los requisitos legales son los básicos que establece la legislación, entre los que destacamos ser mayor de edad y darte de alta como autónomo. 

Suena fantástico, ¿verdad? Este ha sido uno de los modelos de negocio más extendidos entre los jóvenes de la generación Z y que más fracaso ha supuesto, ya que se han visto en un callejón sin salida.

Los interesados veían la posibilidad de obtener beneficios a corto plazo de forma muy sencilla, es decir, comprando en China a través de dropshipping a bajo coste productos de China y vendiendo en España dichos productos a un precio mucho más elevado. 

Es un modelo que prometía grandes ingresos, pero muchos de los que iniciaron este proyecto no tomaron en cuenta ciertas consideraciones previas, lo que los ha llevado a la quiebra, ya que el coste era mayor que los beneficios obtenidos:

.- Gastos aduaneros al importar un producto de China,

.- Retrasos en las entregas,

.- Transporte local

.- Pero sobretodo, la devolución de dinero o producto nuevo cuando es defectuoso, ya que con el dropshipping principalmente se comercializa productos de bajo coste, electrónica de consumo y similares de calidad dudosa en muchos casos.

Opinión de un experto:

Rowland Saer, especialista entre los comercios online con gran experiencia en el mundo del Dropshipping advierte de los pros y los contras que supone este prototipo de negocio.

Por ejemplo, asegura que la “marca y el logotipo” no existe, es necesario conocer el marketing online, distintas formas de como publicitarse, además, tu empresa no consta como tal, se cobra por cada venta una cantidad y son estrictamente necesarias las campañas de publicidad de pago, con unos costes muy elevados, entre redes sociales como Facebook o Instagram.  

Para comprar en China a través de Dropshipping es estrictamente necesario conocer bien el entorno de compra, en este caso online y firmar con nuestros proveedores un sistema de garantías y devoluciones. 

La competencia abruma, y la posibilidad de vender un nuevo producto y que nos lo copien al momento es muy alta, desde Atlas Overseas, si bien hemos creado plataformas de Dropshipping para algunos clientes, esta rama del negocio es más bien una pequeña parte del total de sus ingresos ya que el riesgo en muchos casos es más grande que el beneficio obtenido.

Atlas Overseas

Latest posts by Atlas Overseas (see all)

Por Atlas Overseas el 14/14/2020