Especulación con el transporte internacional

En el post de hoy nos centramos en conocer cómo están viéndose perjudicadas las compañías de transporte marítimo y los consumidores finales, por la especulación con el transporte internacional con el fin de minimizar las perdidas producidas por los cierres de puertos durante la pandemia.

¿A qué situación les ha llevado el Covid-19?

Tras la declaración oficial del estallido de la pandemia a nivel mundial, el gobierno chino decretó la necesidad de “parar la economía”. Esta decisión no tan solo afecta al continente asiático, si no también a nivel mundial, ya que la mayoría de los países depende de las importaciones de China.

Comprar en China, fue simplemente imposible desde enero hasta mayo. Tras esta decisión se observó un descenso significativo del PIB, y haciendo referencia a las compañías de transporte, estas vieron obstaculizadas sus mercancías (aglomeraciones en los puertos y demás). 

Medida del sector transporte

La solución que se propuso fue aplicar el Blank Sailing, es decir, estructurar horarios, fechas de entrega y rutas específicas de navegación con la finalidad de mejorar la organización general y evitar de este modo descender su nivel de ingresos lo mínimo posible.

Semanas más tarde, tras la reactivación de la economía y siguiendo con la estrategia del Blank Sailing, las importaciones vuelven a su cauce habitual; Europa demanda y China importa, lo que permite incrementar ingresos, pero no a niveles similares a los registrados previamente en la pandemia.  La falta de personal naviero, el incremento de las tarifas y, además, la falta de espacio en los buques y contenedores dificulta todavía más la gran demanda asiática.

¿Qué está sucediendo?

Cada vez son más frecuentes los retrasos de los envíos, las reclamaciones de los clientes y empresas de sus productos solicitados con fecha de entrega prevista… 

La necesidad que han visualizado parte de las empresas por reestructurar su política de stock y envío ha sido clave, pero, además, un fuerte inconveniente es el de muchas empresas que necesidad ciertos productos importados para continuar con su cadena de montaje, y sin estos, la producción se ve pausada por momentos. 

Los precios con las navieras y las reservas de espacio en buques se negocian habitualmente de forma mensual o, en periodos de temporada alta o distorsión del mercado quincenal o semanalmente. 

Una de las medidas que ha tomado China para crear una demanda ficticia ha sido cancelar salidas de buques a Europa, lo que está provocando que los precios de los transportes se hayan triplicado en un periodo de tres semanas, además de los retrasos en envíos, y llegadas, esta medida supone una especulación con el transporte internacional.

El año nuevo chino está cerca y con ello, el parón de la economía del gigante asiático durante un periodo aproximado de un mes, la economía se estabiliza de nuevo, y China otra vez ha conseguido dar la vuelta a la curva de ingresos mientras el resto del mundo, solamente observamos.

Atlas Overseas
Últimas entradas de Atlas Overseas (ver todo)
Por Atlas Overseas el 13/13/2020