Qué podemos aprender de esta crisis y de nuestro sistema de fabricación?

No paramos de escuchar que el mundo tal y como lo conocemos ha cambiado para siempre. Recientemente el escritor Yuval Nora Harari escribío un artículo en el Times donde decía:

“la mayoría de la gente echa la culpa del coronavirus a la globalización y dice que la mejor forma de prevenir futuras epidemias es desglobalizando el mundo. Construir muros, restringir viajes y reducir el comercio internacional. Si bien es cierto que las medidas de cuarentena a corto plazo son esenciales para parar esta terrible epidemia, el aislamiento a largo plazo puede provocar una caída de la economía (…). El antídoto real para la epidemia no es la segregación, sino la cooperación”. Se imaginan el impacto que podría tener por ejemplo, si una futura vacuna se distribuyese solo a aquellos países con recursos? Evidentemente ninguna, ya que el virus seguiría expandiéndose en otros países y acabaría por penetrar (con una nueva mutación) entre aquellos que se creían protegidos. 

https://time.com/5803225/yuval-noah-harari-coronavirus-humanity-leadership/

A medida que pasan los días nos concienciamos más de la fragilidad del ser humano y de la economía, es complicado si tenemos un retroceso en la pandemia que un país pueda soportar dos cierres totales y paralización de la economía, por lo que somos precavidos, esta es la situación. Pero las medidas que se podrían aplicar no son las de aislamiento, sino más bien las de prevención y cooperación, sin tener en cuenta fronteras. Comprar en China es ahora más necesario que nunca entre otras cosas porque es el único país con industria que está volviendo a la normalidad. El orden macroeconómico actual nada tiene que ver con el de unos meses, Estados Unidos no asume su papel de líder mundial y su presidente insiste en restar importancia la crisis o en intentar que algunos estados abran de nuevo sus industrias, sus comercios, e intenten volver a un estado de normalidad.


Desde Atlas Overseas, que durante más de 12 años nos dedicamos a comprar en China principalmente y en otros países asiáticos dependiendo del producto que se necesita, siempre hemos asesorado a nuestros clientes sobre la importancia de poner en marcha planes de contingencia y medidas que aseguren su producción incluso durante las diferentes crisis naturales o económicas. En estos momentos de cierre mundial de los mercados, una empresa que tenga un plan de contingencia con una identificación de proveedores alternativos o un stock de materia y producto puede seguir trabajando (cumpliendo las medidas de protección de los trabajadores) y produciendo o adaptando la producción a las necesidades de sus clientes. 

China en particular, está además haciendo muchos esfuerzos por conseguir poner en marcha la producción y atender a sus clientes lo antes posible, pero ante la situación mundial las PYME quizás tienen que analizar de nuevo su mercado e intentar lanzar productos que respondan a las necesidades de sus clientes. 

Sin ser un especialista en economía comparto lo que dice Yunus en su artículo: A todos nos interesa salir cuanto antes de este momento, restablecer nuestras actividades económicas y proteger a nuestras empresas. Por esta razón, es importante que nos apoyemos, que sepamos cooperar tanto a nivel local, buscando colaboradores que nos ayuden a vender mejor, producir mejor, distribuir mejor nuestros productos, como a nivel internacional. Pero debemos ser conscientes de la fragilidad de nuestros sistemas y tener preparadas estrategias, el famoso “Plan B” que todos tenemos tal vez a nivel familiar pero que quizás no hemos pensado nunca para nuestra actividad. Este plan B no se basa justamente en aislarse sino en encontrar las alianzas que hagan que nuestra empresa salga reforzada de esta y las futuras crisis que puedan llegar. 

Termino citando de nuevo a Yunus, que dice:

Si el resultado de esta epidemia es la desunión y el aumento de la desconfianza entre los humanos, esta habrá sido realmente la gran victoria del virus. (…) Si al contrario, el resultado es una mayor cooperación a nivel global, será una victoria no solo contra el coronavirus, sino contra todos los futuros patógenos que queden por venir. 

Desde Atlas Overseas, transmitimos nuestra solidaridad con las personas afectadas por la enfermedad y ofrecemos nuestro asesoramiento para seguir comprando en China como forma de salir de esta crisis. 

Atlas Overseas

Latest posts by Atlas Overseas (see all)

Por Atlas Overseas el 19/19/2020